Abdominales Hipopresivos

coachingsaludLos ejercicios abdominales son de los más practicados en gimasios, equipos, clases e incluso en casa. Los objetivos que buscamos con ellos son: Disminuir la grasa abdominal, mejorar el rendimiento deportivo, reducir el perímetro de la cintura, protección del abdomen mediante su fortalicimiento, sustentación de vísceras, protección de la columna y equilibrio postural entre otros.
Diferentes autores especialistas en medicina y fisioterapia, como Valancogne, Caufriez, Gasquet, Gullarme, y Dumont, reclaman y estudian un cambio en la metodología de trabajo de los abdominales desde comienzos del siglo XXI.

Esto se debe a que los tradicionales abdominales, con fase de concéntrica (de subida) y excéntrica (de bajada), generan dos problemas:

  • El primero es estético, ya que solicitan especialmente el recto del abdomen. Y esto genera un vientre algo prominente, en lugar de plano que es lo que buscamos con este tipo de ejercicio. Esto podemos comprobarlo en personas entrenadas en este área mediante este sistema si les pedimos que se situen en un plano sagital (de perfil). Además, en investigaciones recientes coachsaludablede 2009 Pintar, Learman y Rogers cuestionan que el método tradicional consiga reducir la cintura abdominal.
  • En segundo lugar este tipo de contracción hace que se genere una presión abdominal. Valcogne en 2001 ya señalaba que los abdominales tradicionales generan una presión intraabdominal que debilita el suelo pélvico. Esto puede generar problemas de incontinencia urinaria, sexuales y del aparato excretor especialmente en mujeres según señalan estos autores. A esto añaden que pueden darse problemas viscerales y molestias en la espalda. Incluso lesiones deportivas como pubalgias, hernias y lumbalgias según estudios y experiencias de Piti Pinsach.

 

Ante esto Caufriez estudia y ha desarrollado con éxito la metodología de abdominales hipopresivos, que se enseña en seminarios alrededor del mundo y se trabaja y desarrolla por deportistas, entrenadores y rehabilitadores.

El método parte de estudios de Caufriez con mujeres tras el parto, que necesitaban reforzar el abdomen sin distender el suelo pélvico. Esta metodología demuestra en sus resultados que no fortalce el suelo pélvico sino también el abdomen, y genera otros resultados muy deseados por deportistas y personas que entrenan abdominales con objetivos estéticos y saludables. Estos son:

- Disminución del perímetro abdominal y la presión intraabdominal. Con una faja abdominal visualmente más estética y plana y con todas sus zonas trabajadas equilibradamente. En dos meses de trabajo de 20 minutos 2-3 veces a la semana puede haber una reducción de 3 a 10 cm de cintura.

- Más eficacia en la contención de órganos internos y prevención de lesiones.

- Eficaz soporte para la columna vertebral y mejora postural.

- Eliminación de problemas de incontinencia urinaria y mejora de la irrigación a los órganos sexuales.

La metodología hipopresiva está basada en dos fases:

a) Fase postural. Simplemente abriendo los píes a la anchura de las caderas, en una postura relajada y:

- Crecimiento, con este movimiento nos estiramos.hipopres

- Retroversion del menton.

- Activación de los serratos elevando hombros con flexión de codos 90 grados y con las palmas de las manos hacia dentro y hacia abajo.

- Inclinación del eje corporal levemente hacia delante.

A cada adopción postural de estas fases conseguimos una mayor contracción del abdomen de modo natural y ya empieza a trabajar.

b) Fase respiratoria.

- Inspiración y expiración.hipopres2

- Abrir la caja torácica a través de la sensación de abrir costillas y mantener esta posición en apnea.

- Cuando necesitas aire inspirar y espirar tres veces para relajar.

- Repetir de nuevo esta operación tres veces con cada ejercicio.

 

Para realizar los abdominales hipopresivos hay que tener en cuenta una serie de premisas (Caufriez y Pinasch):

  1. No está indicado para embarazadas, operadas recientemente, ni personas hipertensas.
  2. Debe realizarse con un experto en este tipo de ejercicios con formación; médico, fisioterapeuta o especialista en actividad física y deporte con formación en este área.
  3. Llevar ropa cómoda y aprender bien cada una de sus fases en progresión.
  4. Observarse en un espejo para la mejor comprensión del ejercicio. Y una vez aprendido realizarlo al aire libre para sacar el máximo partido a las fases de respiración.

saludablecoaching